jueves, 17 de abril de 2008

El método Letra de embellecimiento fugaz



"El cuerpo no es tanto una "cosa" como un "proceso" (...) Del mismo modo que no se puede bañar en el mismo río dos veces, tampoco se puede habitar la misma carne ni por una fracción de segundo, porque a cada instante crea, literalmente, un cuerpo nuevo."
Deepak Chopra

Y de repente me acordé de que no es que hay que tener bien el cuerpo -estéticamente hablando-para estar feliz, sino que al revés, al revés, cuando te despertás -y subís al rayo al fin-, la piel se acomoda sin cremas, el "sistema inmune" funciona sin lactobacilos, la figura se dibuja desde adentro y puede sonar volado de programa matinal tipo me-gusta-ser-mujer pero tengo pruebas.
¿Dejar tu trabajo con editora insoportable? 3 kilos menos en una semana.
¿Ganarte una beca y ver el caribe? 5 años menos.
Primer mes de amor rotundo: extreme makeover.
Y así.
La felicidad embellece. Señora, no busque la belleza para ser feliz, haga el camino inverso y tendrá dos por uno. 100 por ciento garantizado o le devolvemos sus bajones.
¿Entonces? ¿Qué hacer en esos momentos en que no te habitás, el cuerpo se afea, no responde, y te sentís un insecto inmundo desbordado?
Cuando le pregunté a la sabia bruja Nadia que hacer en caso de pérdida repentina de fe (en general) dijo que eso pasaba al desconectarse del deseo.
Hay lugares internos más inaccesibles que el Himalaya. Pero que se llega se llega, yo lo viví, quiero volver.
Entonces, Princesa, baila, baila hasta salir de tu cuerpo, nena, despiértate, rayo, ponete las pilas, sube a la nena.
Sirven el sol, los collares, la pintura de uñas de color inesperado no sobrio, los tiempos propios y las lecturas lúcidas, y el placer, y el aflojar la cabeza -¿tengo tiempo para saber si lo que sueño concluye en algo? ¿eh?-.
Se recomiendan el amarillo y las ventanas, las hierbas condimento en macetas y los vestidos más que los pantalones.
No se recomiendan, el Distrito Federal, las oficinas, los "hago esto hasta que haga lo que quiero", la comida plástica, los Barbazules, el color negro de día, las convenciones cool (salvo que no se tomen en serio).
En pos de este tratamiento de belleza se propone más intuición que razón (para reconectar con el deseo) y algún que otro paso, en dirección a aquello que se busque.
Si la rutina te aplasta dile que ya basta :)
To be continued .


(Y un agradecimiento a J. en Bariló, que recetó sabiamente "Mucho Spinetta, sobre todo Bajan"

2 comentarios:

de Malena con amor dijo...

Gracias por Spinetta...le devolviste aire a mi alma.

de Malena con amor dijo...

Gracias por Spinetta.... tanto que no lo oía y muchos menos veía.
Esta dosis le quito al menos unos 6 meses de strees a mi vida.
Tú método sí funciona. Gracias