martes, 11 de marzo de 2008

Por qué me seduce el conocimiento astrológico


A veces me canso de discutir acerca de que la astrología no es el recuadrito del horóscopo que hace el veydile -chepibe- de la redacción de un periódico, o que la influencia de los planetas no podría representarse con un señor Saturno largando rayitos amarillos sobre un alma desprevenida. Como muchas cosas en este mundo, la astrología está desprestigiada por intangible y no comprobable en tubo de ensayo. Cuando le dijeron, alguna vez, al escritor JG Ballard que "el 90 por ciento de la ciencia ficción era una basura", él contestó, "el 90 por ciento de TODO es una basura". O sea, seguramente habrá un millón de charlatanes, pero también hay sabios y maestros en el área, que vale la pena descubrir. Del conocimiento astrológico -y no estoy siquiera en el umbral- me gusta su cualidad de metáfora-espejo del mundo interno y externo, el catálogo de energías, la posibilidad de analogías, la intuición de lo infinito, lo mutante, que haya mucho para estudiar,una promesa de entendimiento. Para quienes les interese linkeo aquí mi artículo ¿Para que sirve una carta astral? donde opinan un par de expertos astrólogos mexicanos.

1 comentario:

rute dijo...

y aquí vuelve a suceder... siempre que paso de visita por aquí encuentro palabras que parecen charlarme directo a los ojos... acaso me entiendes, son palabras que dicen tan bien lo que yo quiero decir, que ya no hay más que hacer que ponerlas en un papelito y cargar con ellas para arriba y para abajo, porque fijo fijo llegará el día en que serán citadas, porque entonces, gracias a ellas, me entenderán. "Del conocimiento astrológico -y no estoy siquiera en el umbral- me gusta su cualidad de metáfora-espejo del mundo interno y externo, el catálogo de energías, la posibilidad de analogías, la intuición de lo infinito, lo mutante, que haya mucho para estudiar,una promesa de entendimiento". Me encantó esa forma de decirlo.